Por qué
Introduce aquí el subtítular

El proyecto CO2 Revolution nace hace más de 3 años fruto de una inquietud personal de nuestro fundador, Juan Carlos Sesma.

Especialista en Optimización de Procesos, trabajo que ha venido desarrollando durante los últimos 13 años en grandes compañías, tanto en España como en el extranjero. En septiembre de 2014 salió de España para desarrollar un proyecto en Bogotá, Colombia. Fruto de ello, sumado a otra serie de vivencias personales, le hacen reflexionar sobre el sentido que aplicamos a nuestra vida y la forma en la que podemos contribuir, de forma real, a dejar un mundo mejor. Experimentó las graves consecuencias que el cambio climático estaba teniendo en Colombia (sequías, incendios, aumento de temperaturas) y se planteó, cual sería la forma más eficiente de combatirlo.

Analizó que los dos principales causantes del cambio climático son las emisiones de gases de efecto invernadero y la deforestación masiva. Concluyó que principalmente, para combatir ambos problemas, se deben crear a gran escala ecosistemas completos, que por una parte conviertan carbono en estado gaseoso en estado sólido y por otra creen mayor superficie forestal que la que se destruye vía deforestación o incendios.

Ideó dicha creación de ecosistemas analizando todas las variables que intervienen en el mismo, como si de la línea de montaje de una fábrica se tratase, eliminado todos los cuellos de botella que iba detectando en cada fase del mismo, generalmente ligados a tiempo y dinero.

En marzo de 2016 regresa a España y comienza el desarrollo del proceso. Primero con la concepción de la semilla inteligente (Iseed) en su Navarra natal. En paralelo, y con apoyo de su hermano Jose Javier, implementan el programa informático que mediante algoritmos selecciona las variables más apropiadas para la creación de los ecosistemas así como la plataforma digital para hacer escalable el proyecto. Las primeras pruebas de las Iseed son todo un éxito, con más del 80% de eficacia en el crecimiento de las mismas. Los árboles nacidos de esta fase se encuentran en pleno desarrollo en el Monasterio de La Oliva, donde el fraile cisterciense, Enrique Carrasco, fue el verdadero "alquimista" de la composición en las Iseed. Este monasterio está unido con la familia Sesma - Fraguas desde hace generaciones a través de una profunda amistad. Por ello, el árbol de nuestro logo es el mismo que el que representa desde hace siglos al Monasterio.

Gloria Guerrero, fué la siguiente en unirse al proyecto y la gran impulsora del mismo. En los últimos meses se une al proyecto Javier Sánchez, desarrollando el departamento comercial y como socio en CO2 Revolution. Por último, la materialización del desarrollo de todo lo relacionado con el hardware del dron ha sido fruto de Wenceslao Sáez en los últimos meses.